Galicia arde y nos revienta

Cada vez que arde Galicia todos nos echamos las manos a la cabeza, pero según los incendios se extinguen y desaparece el humo, también desaparece nuestra indignación.

Soy de Ourense, una de las provincias de España que más han sufrido esta lacra, lo he visto desde que tengo uso de razón y también lo he vivido de cerca en varias ocasiones.

Pero también he visto, como año tras año al llegar el invierno, se olvida esta enorme y dolorosa problemática. Las soluciones que se aplican son paliativas, como cuando a un enfermo que no se le diagnostica correctamente y se le hacen mil pruebas, mil análisis, se le dan mil medicamentos que no sirven para nada porque no se ataca la raíz del problema.

Y la raíz del problema de los incendios es un monte en desuso, existen zonas de Lugo que tienen grandes extensiones de prado donde la incidencia del fuego es mínima en comparación con montes no cultivados en los que los medios de extinción no son capaces ni de atacar el fuego.

Como soy persona que le gustan más los hechos que las palabras y coincidiendo con la crisis de los cuarenta, en vez de comprarme un descapotable o divorciarme e irme al caribe con una veinteañera, he decidido volver a mis orígenes y montar un proyecto que consiste en comercializar a través de Amazon, productos elaborados de forma tradicional en diferentes pueblos de Galicia.

La criatura se llama Saborea la Magia de Galicia, y hemos empezado como no podía ser de otra manera por comercializar productos elaborados en el Parque Natural Baixa Limia – Serra do Xurés, porque mi familia paterna procede de Vilamea y Torneiros, dos pueblecitos del Xurés, concretamente de la zona denominada Río Caldo.

Sé que es un proyecto que requiere muchas horas de trabajo y que los márgenes de beneficio son mínimos, pero si ayudo con mis conocimientos sobre marketing a que esos pequeños productores con elaboraciones fantásticas puedan vender en cualquier parte del mundo y no tengan que irse de sus pueblos, habrá merecido la pena.

Así que si quieres ayudar a que el rural gallego no se muera y los montes sean cada año pasto de las llamas en vez de pasto para animales, compra productos del rural gallego.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.