Enfocado a tu cliente

¿Qué problema le resuelves a tus clientes?

Las empresas nacen para resolverles problemas a sus clientes, parece demasiado básico pero a veces parece que se nos olvida.

Cuando tengo el pelo largo, quiero que me lo corten. Cuando llega el frío, quiero abrigarme. Cuando estoy enfermo, quiero que me curen.

El resto son servicios complementarios y adyacentes, muy importantes. Pero si no tenemos la base de un servicio o producto que resuelva un problema muy concreto, no duraremos mucho en el mercado.

 

Pensemos en las tres empresas más grandes del mundo en la actualidad:

  1. Apple. Todos los que hemos visto Steve Jobs, la película. Recordamos la escena en que su wallman no funciona correctamente y de esa necesidad nace el iPod.
  1. Alphabet. Es la matriz de Google. Que hace posible el encontrar la información que buscamos en internet. Una necesidad muy concreta, satisfecha de forma tan magistral, que prácticamente se ha convertido en un monopolio.
  1. Microsoft. Aunque para mucha gente decir que Windows es un gran sistema operativo es pecado, porque lo que mola es Apple. La verdad es que sirvió para que personas con cero conocimientos de informática, pudiesen trabajar con un ordenador. Problema bien concreto, otra solución magistral, por eso años después y con varios fracasos de por medio, sigue siendo una empresa cuyo valor bursátil es de aproximadamente 500.000 millones de dólares.

Hasta hace unos años el foco de las empresas, estaba en el producto/servicio que ofrecían.

Cuando Mercedes sacaba un coche nuevo al mercado, sus ingenieros preparaban el mejor coche posible y se lo ofrecían al mercado, haciendo presión sobre el con costosas campañas de marketing.

Cuando McDonald´s sacó el Happy Meal no le preguntó a sus clientes si lo deseaban, sus directivos, expertos en marketing y demás personas que forman parte de una decisión así en una multinacional, creyeron que era buena idea y se lo ofrecieron al mercado acompañado de una gran campaña de marketing.

Hoy en día con un cliente más informado, con un nivel cultural medio más elevado, los usuarios tienen muy claras sus necesidades. Y las empresas que tienen éxito, son las que las saben interpretar y ofrecer una solución.

Por ejemplo, Amazon, comenzó vendiendo solo libros, pero pronto se dió cuenta de que en la sociedad actual, nos falta tiempo para ir de compras y comenzó a vender todo tipo de productos. Los cuales se pueden comprar con un solo click, siempre presente el facilitar la compra.

Este sistema de buscar una necesidad, desarrollar un producto, crear lo antes posible un producto mínimo viable y sacarlo al mercado para testarlo e implementar correcciones para aumentar la satisfacción de los usuarios, se usa de forma habitual en el desarrollo de startups, mediante la aplicación del modelo Lean.

Pero esta sencilla manera de disminuir el porcentaje de mortandad de empresas y nuevos productos, por desgracia no ha llegado al mundo pyme.

En este entorno profesional, la gente suele seguir aplicando sistemas muy poco científicos para poner en marcha sus negocios. Tengo una idea, y me echo a la piscina.

Pero parece poco lógico, existiendo modelos testados como el Lean no aplicar algo de este en los negocios que no son startups.

No vendas algo simplemente porque te gusta a ti. Soy un apasionado de la filatelia y pongo en mi ciudad una tienda para la compra venta de sellos.

No montes una tienda para vender un producto que se ha puesto de moda. Cuantas tiendas de cigarrillos electrónicos se montaron hace aproximadamente un año, cuantas quedan hoy.

Ten en cuenta por tanto, a la hora de montar un negocio, que no se trata de vender lo que tu quieres, si no de ofrecer lo que los usuarios necesitan.