Mi reino por un lead

La clave de una acción de marketing no es tanto el que hacer si no para qué. Cada acción debe tener un objetivo claro y conciso, no nos sirve con que el objetivo sea vender más, dar a conocer mi marca o aumentar las visitas de mi web.

Por ejemplo, si desarrollas una landing page, a donde dirigirás tráfico a través de una campaña en Adwords, si quieres que esa inversión sea rentable, debes determinar claramente que quieres que haga el usuario al aterrizar en esa landing.

Que te llame, que rellene un formulario, que se descargue un dossier corporativo, que pida una muestra, que se sume a tu comunidad en Facebook, que te siga en Instagram, etc.

* Si tu objetivo es directamente vender, debes tener en cuenta, que hoy en día es complicado conseguir una venta al primer impacto, debes construir un funnel de ventas a partir de este primer impacto, en el cual tu lead debería ser conseguir el email de ese usuario.

Un usuario que visita tu web, si no hace algo en ella, no es más que una dato en el Google Analytics, no te aporta valor.

De la misma manera, si usas las redes sociales con un sentido profesional, debes tener un objetivo claro. Por ejemplo, que desde tus redes sociales, lleguen a tu web, donde intentarás venderles tus productos. O desde las redes sociales, intentar que visiten tu tienda física.

* No olvidemos que nuestros usuarios son multicanal, y una relación comercial que comienza en digital, puede tener su prolongación en el mundo físico y concluir en compra otra vez en el canal digital.

Una vez más concluyo, resaltando la importancia de la estrategia a la hora de desarrollar una presencia digital, que realmente sirva para vender, no simplemente para tener seguidores en las redes sociales o visitas en tu web.

Tú decides si tener usuarios o tener clientes.

Una buena estrategia digital comienza con un buen proveedor de hosting

A veces tengo la sensación de que algunos de nuestros clientes y personas que contacta conmigo, quieren echar a correr cuando aun no saben andar.

No es malo ser realista, y reconocer que en temas digitales estamos a cero, igual que yo soy totalmente ignorante en mogollón de temas específicos de mercados específicos que para mis clientes son el ABC de su día.

Una web es un compendio de código de programación que necesitamos alojar en algún servidor, el alojamiento de tu web es lo que denominamos contrato de hosting.

 

Puedes comprar tu dominio a través de otra plataforma, pero si no controlas mucho este entorno y lo que quieres es hacer tu propia web, mi recomendación es que compres el dominio a tu proveedor de hosting.

Puede haber diferencia de precio, pero por unos muy pocos dólares más te harás más sencilla la vida.

Una vez que tengas comprado tu dominio, tienes que tener en cuenta que se renovará salvo renuncia cada año.

Por desgracia, muchos más negocios de los que nos gustaría cierran cada año, y en algunos casos se olvidan del tema del dominio, y una vez que haya trascurrido el periodo de renuncia, tu proveedor te cobrará la actualización por un año más.

En relación al hosting, lo que suelo recomendar es que tenga un buen servicio de atención al cliente, a ser posible 24/7, es decir, 24 horas al día, 7 días por la semana.

 

Un buen hosting te aportará cuatro valores fundamentales, si eres novato en estas lides:

 

  • Su servicio técnico te ayudará en multitud de ocasiones, que llegarás a operaciones que si no estás acostumbrado a trabajar con este tipo de tecnología, es poco probable que sepas hacer.
  • Los buenos servidores de hosting, suelen tener un buen panel de administración lo cual te facilitará tareas como crear tus cuentas de email, crear subdominios, instalar un CMS, etc.
  • Un buen hosting es un factor importante para la velocidad de carga de tu web.
  • Un buen proveedor de hosting, es más seguro que uno muy barato.

 

Un último apunte en relación al hosting cuando no eres un usuario avanzado, es el tema de las copias de seguridad. Si estás haciendo tu propia web, te habrá pasado en alguna ocasión que de tanto probar cosas, llegas a generar algún problema en la web.

Recuerda que tu proveedor de hosting tiene una copia de seguridad, y siempre puedes recuperar la versión de tu web correspondiente a esa copia de seguridad.

Esto es importante a la hora de atrevernos a probar cosas con nuestro WordPress, puesto que tenemos red de seguridad para no matarnos en el intento.

Y recuerda, que lo barato a veces sale muy caro.

Twitter

¿Está Twitter comenzando su ocaso?

Para mi Twitter es una de las redes sociales más interesantes y que más me aportan como usuario. Pero hace ya algunos meses que se nota la falta de conversación, los usuarios cada vez comentan menos las publicaciones de otros usuarios y también los me gusta y los retuits han disminuído.

El número de nuevos usuarios que se dan de alta en Twitter, se ha congelado, lo cual es otra muestra de que la red social palidece. La cifra actual de usuarios es de 328 millones, la cual prácticamente no ha aumentado en todo el año 2017.

Además, a esto hay que unirle el hecho de millones de perfiles que están sin uso ninguno, pero que los usuarios no eliminan y por lo tanto entran en el cómputo de los 328 millones, pero que no aportan nada.

Por otro lado, tenemos la parte puramente económica, los fundadores de la red social, han intentado mejorar la monetización de su proyecto, a través de publicidad. La cual en el año 2016 dió buenos resultados, pero en este año 2017 está retrocediendo. Si a esto, le sumamos que Snapchat e Instagram tienen hoy por hoy más ingresos brutos que Twitter, nos da otra pista más del declive que está viviendo Twitter.

Alguna de las razones por las que el uso de Twitter ha disminuido:

 

· Algunos usuarios se siente acosados. Ya sea por usuarios que usan los mensajes directos para ligar, insultar o simplemente tocar los cojones aprovechando el anonimato que ofrecen las redes sociales.

· El mal ambiente que a veces reina en la red social. Para muchos es un lugar de protesta exacerbada, algo evidente estas semanas con el problema de Cataluña.

 

Algunas razones a favor y en contra por las que yo sigo usando Twitter:

· En contra. Como la mayoría de usuarios que sigo son gente vinculada a temas de marketing y sobre todo marketing digital, cuando por ejemplo Marketing4Ecommerce publica un artículo, varios usuarios lo retuitearán y veré el mismo artículo unas veinte veces o más.

· A favor. Para mi sigue siendo la red social, cuyo contenido más me interesa.

· A favor. Con la proliferación del contenido en video, mi experiencia como usuario ha mejorado.

 

Como usuarios, debemos estar en aquellas redes sociales que realmente nos aporten algo. Debemos tener en cuenta, que el querer participar de todas, puede causar problemas personales y altos niveles de dependencia. Y a nivel empresa, debemos estar en aquellas redes sociales donde esté nuestro cliente potencial.