Digitalización para la exportación

Todos sabemos que cuando un posible cliente quiere saber algo sobre nosotros o nuestra empresa, lo primero que hace es buscarnos en Google.

Y qué pasa si ese posible cliente, está en Japón, México o EEUU pues exactamente lo mismo, pero con un incremento de la incertidumbre por parte del comprador, por lo cual aun es más importante que la información que encuentre de nosotros sea adecuada.

 

Para entender esto, pondré un ejemplo. Si yo compro a una maleta en una tienda de al lado de mi casa, donde conozco al dependiente desde hace años y ya le he comprado allí otros productos, mi nivel de incertidumbre es muy bajo.

Por el contrario, si compro una maleta en una tienda en Madrid, en la que es la primera vez que entro, mi incertidumbre aumentará respecto al caso uno.

Y en un tercer supuesto, donde compro una maleta a una tienda que está en Roma a donde llamo por teléfono o hago el pedido a través de un email y les pago por transferencia, mi incertidumbre será muy alta. De hecho pocas ventas se cierran en este tercer modelo.

 

Por lo tanto, si queremos que importadores de otros países compren nuestros productos, o por lo menos quieran visitar nuestra fábrica o negocio para entablar una primera relación comercial, tendremos que tener optimizada la información que de nosotros haya en Google.

Es en este punto, donde se hace fundamental tener una buena web, al menos traducida a inglés y si esto no es posible, por lo menos un pdf para descargar la presentación corporativa e información de los productos más destacados en inglés.

Además, esta web debe tener un blog, donde vayamos generando contenido de calidad y adecuadamente posicionado en cuanto a SEO. Para que cuando alguien busque información de nuestra empresa en Google, lo que encuentre sea contenido generado por nosotros, no por terceros, puesto que este último tipo de contenido no lo podemos controlar.

También será útil, tener actualizado y con buenas imágenes nuestro espacio de Google My Business.

Además de información sobre nuestra empresa, es posible, que el importador quiera sabe algo más sobre las personas que están detrás del proyecto. Por eso es importante que si no todos, al menos las personas que ocupen puestos directos y quienes ocupen cargos vinculados a exportación tengan perfiles de Linkedin con información adecuadamente editada y con una buena foto de perfil.

Como conclusión, debemos quedarnos con el concepto, de que antes de intentar vender en mercados exteriores,  hay que adecuar la imagen digital de nuestra empresa, de la misma manera que a nadie se le ocurriría salir a ligar un sábado por la noche en chándal y sin duchar.

Trabajando en este ámbito de ayudar a las empresas de la Provincia de Ourense,  a mejorar su presencia digital para favorecer sus ventas internacionales, estamos desarrollando de la mano de la Diputación de Ourense y de la Confederación Empresarial un proyecto denominado EXPORTOU, y que cuenta con una plataforma digital donde las empresas de la provincia, pueden ofrecer sus productos para que importadores de otros países puedan consultar información y entrar en contacto con las empresas.